top of page

El Guiso de Pipián de Yolandita


rodajas de pipián en una olla de acero

Este guiso de pipián es una de las comidas memorables de los tiempos en que mi abuelita estaba activa en su casa y en su cocina. Ella fue ama de casa toda su vida, tuvo una pulpería que al final no le fue bien, la cerró y luego de eso le gustaba hacer algunos negocitos de comprar y vender cosas. Le encantaba irse caminando al centro comercial managua que estaba muy cerca de su casa y ahí pasaba las tardes platicando en varios módulos donde había hecho amistades. Yo la acompañé muchas veces y la vi alegre, platicona "en su charco".


Entre esas salidas lo otro que más disfrutaba era organizar su casa, las compras, las comidas, tener su aparador con reserva de los productos que más usaba. Creo que mi abuelita como muchas otras señoras de esa época tenía mucho de ella para dar y al no tener un trabajo o un proyecto de ella, todo lo volcaba en el orden y la limpieza de su casa. Su patio con rosas, la grama, los árboles podados y con buena forma. Sin embargo con los años su mente se deterioró y eso la incapacitó de muchas cosas. Goza de buena salud para la edad que tiene (97 años) y a veces cuando le preguntó del pasado y las cosas que le gustaba hacer, logra recordar y compartirme recetas cómo ésta.


Yo hice este guiso ya adulta porque de niña solo la miré prepararlo pero nunca participé. No lo hacía seguido porque cuesta hallar buenos pipianes y los lácteos aunque me encantan, los limito porque a mi cuerpo no le va bien comerlos en exceso me provoca rinitis y luego sinusitis... no los he sacado totalmente de mi alimentación porque si consigo lácteos de calidad y los consumo con poca frecuencia, no tengo problemas.


Pero este año he roto récord con el guiso de pipián porque a todos les gusta en la casa y gracias a las Compras Colectivas que inicié en marzo 2023 como componente clave de un proyecto de mayor alcance llamado Casa Mombo, tenemos acceso a pipianes agroecológicos cortados el mismo día en la madrugada antes de la entrega. Un lujo total porque hasta esos pipianes que se ven grandes, son dulces y tiernos por dentro!! Nada que ver con los pipianes que se consiguen en el super. Lo único que podría competir en frescura es cuando se compran en el mercado y siempre que estén exhibidos en sombra porque si se asolean se deterioran más rápido. El otro ingrediente clave es la crema y a partir de esta 9na compra colectiva la tendremos en nuestro catálogo que estará listo hoy en la noche y culmina el sábado 17 de junio con la entrega de 9 a 12pm en altamira. Esta crema que utilicé es chontaleña, pura, espesa y fresca. La distribuye Lácteos Orsa y la degustamos con otros productos de ellos y tuvo excelente aceptación.

En esta entrada les compartiré primero la receta y más abajo un poco de más de contexto personal para quienes gustan de leer y quieran saber lo que hay detrás de este sencillo pero delicioso guiso.

La Receta tal cual

Para este guiso recomiendo 2 libras de pipianes entre más frescos, firmes y tiernos mejor. Si no los consiguen tan tiernos, al cortar saquen las semillas duras para que la textura sea mejor.


La crema debe ser auténtica, dulce y espesa. Tengan cuidado al comprar y no fijarse en los ingredientes, hoy en día en el supermercado abundan cremas sucedáneas, no genuinas. Son pocas las marcas que si ofrecen crema de verdad y el precio es mayor pero por salud y por sabor, vale la pena pagar más aunque toque comprar menos seguido.


3 Pasos y listo!!

  1. Cortar los pipianes en rodajas. Entre más frescos los consigan más ricos y dulces los sentirán... cuando el pipián es de muchos días y se pone aguado, ya no es igual el sabor y corren el riesgo de que se sientan amargos.

  2. Ponerlos en una olla de acero grueso para que el calor se distribuya uniforme y los pipianes suelten su propia agua y no se quemen al fondo. El fuego debe estar bajito también y la olla tapada. Si tienen temor de que se les quemen pueden agregar 1/2 -1 taza de agua para facilitar la cocción y no correr ese riesgo. Pero si conocen su cocina bien y sus ollas, pueden prescindir del agua y el sabor quedará mucho mejor.

  3. Cuando sientan el olor de los pipianes y los vayan a revisar y se vean cocidos es hora de agregar la crema... para hacer poca cantidad incluso pueden apagar el fuego y agregar la crema y revolver para que se rompa la fibra del pipián y quede esa textura como de cabellitos... la crema debe ser pura, fresca, de la dulce y espesa. En el supermercado hay que leer las etiquetas porque la mayoría no son lácteos auténticos sino sucedáneos. Si se aseguran de comprar una buena crema más los pipianes frescos, el guiso quedará riquísimo. Si ocupan otro tipo de crema estarán lejos del sabor que se puede lograr.

  4. ¿Y la sal? Yo no le pongo sal al guiso y dejo que cada quien le ponga a su gusto... así que en esta receta lo dejo opcional.


Relato del guiso que hacía mi abuelita

receta de guiso de pipián con crema
RECETA DE GUISO DE PIPIÁN PARA GUARDAR O COMPARTIR

Cuando era pequeña mi abuelita preparaba este guiso de pipián y la primera señal era cuando le decía a su marchanta desde el inicio de la semana "Lidia me podes conseguir esta semana pipianes tiernos como me gustan?" Y entonces ella le decía que sí, que tal día se los llevaba. Mi abuelita entonces se organizaba para comprar la crema y en esa época le encantaba la de una empresa que quedaba cerquita de la casa llamada "Lácteos Camoapán" porque era dulce, espesa y pura... y mandaba a pedir la más fresca que tuvieran.


Aunque nunca me dejó cocinar con ella siempre me acercaba a su cocina para verla y escucharla. Ella siempre decía que el mejor fuego para casi todo era el lento: los sabores quedaban mejor, rendía más el gas y las ollas también duraban más tiempo. Agarraba los pipianes y los cortaba en RODAJAS, no en cubos, rodajas porque decía que quedaba mejor la apariencia y la textura.


Los ponía a fuego lento tapados en una olla con fondo grueso para que no se quemaran antes de soltar su propia agua. Cuando ya olía la casa a pipián cocido dejaba caer la crema y revolvía. Luego servía el guiso de pipían con maduritos cocidos o fritos, aguacate y/o frijolitos.


Era algo especial ese guiso así de simple como de sublime. Sé que hay otras recetas con condimentos o cebolla, chiltoma, tomate y hasta con harina!! Pero creo que pocas personas conocen un guiso así como este y para quienes saben muy poco de cocina puede ser una de esas recetas fáciles y ricas para iniciar.


Espero se animen a prepararla y la disfruten tanto como yo cuando recuerdo esa época en que mi abuelita hacía todas estas cosas... ella sigue viva, tiene 97 años, goza de mucha salud física para su edad pero su mente se ha deteriorado bastante... sin embargo cuando tengo suerte y le pregunto por alguna de sus recetas, recuerda algunas y me las dice... ❤️

128 visualizaciones0 comentarios

​Últimas entradas

bottom of page